48 horas en Tokio

Escrito el 11 de Mayo de 2010 por turisticut

Si sólo vas a pasar 48 horas en Tokyo lo más probable es que experimentes algunas de las ansiedades propias de viajar con las horas contadas. ¿Donde debería ir? ¿Por dónde empiezo? ¿De qué me arrepentiré no haber visto?

Desde delicados templos a jardines exhuberantes, Tokyo tiene mucho que ofrecer, pero no te preocupes, podrás hacerte una idea aproximada de Tokio en tan sólo 48 horas con las siguientes sugerencias:

Comienza la mañana de tu primer día admirando las fantásticas vistas de la ciudad de Tokio desde el piso 45 del Edificio del Gobierno Metropolitano de Tokyo: casas con jardines verdes en el tejado mezcladas con edificios altos de cristal. En días de buen tiempo incluso podrás ver el Monte Fuji y hasta Yokohama, la segunda ciudad más grande de Japón.

Sigue hacia Meiji Jungu, hogar de los santuarios Shinto dedicados al Emperador Meiji y la Emperatriz Shoken, para pasar una mañana tranquila lejos de las bulliciosas calles. Serás recibido por la mayor Torii (puerta japonesa que simboliza la entrada a un lugar sagrado) de Japón. Puedes escribir tus deseos en un plato de madera. Házlo; ¡tus deseos pueden hacerse realidad!

Completa el día visitando el Ukiyo-e Ota Memorial Museum of Art. El museo alberga unas 12.000 piezas de grabados de madera y pinturas japonesas. Te irás con ganas de tener tanto talento artístico como para hacer semejantes obras maestras.

En tu segundo y último día diríjete al antiguo templo Budista Sensoji, que data del 628 antes de Cristo. Visita la kaminari-mon (puerta del trueno), que domina la entrada y haz unas fotos de la enorme estructura.

Ningún viaje a Tokyo es completo sin la búsqueda obligatoria de la cultura japonesa moderna: la electrónica. En el distrito de Akihabara’s Electric Town, saldrá tu yo tecnológico ya que encontrarás todo tipo de aparatos, desde juegos de consola antiguos al último ordenador.

Algunos consejos rápidos para los viajeros:

* Si estás en Tokyo entre semana y sabes la fecha exacta, reserva una de las guías gratis del Palacio Imperial (residencia principal de la familia imperial), a través de la página web de la Agencia Imperial.
* Antes de entrar en los santuarios verás una pequeña fuente. Puedes purificarte echándote agua de un cazo y lavándote las manos.

Deja un comentario