Buenos consejos para viajar con nuestra mascota – Transporte

Escrito el 16 de Mayo de 2012 por turisticut

Se acerca el verano y ahora es cuando aumentan  los desplazamientos con nuestras mascotas y nos asaltan las dudas sobre la mejor manera de llevarlas con nosotros, ya sea a la playa, el campo o la montaña.

Da igual si viajamos en coche propio (o coche de alquiler, un servicio cada vez más utilizado en España), en tren o en avión, la pregunta siempre es la misma… ¿Cuál es la mejor manera de transportarlos? ¿Qué debemos tener en cuenta antes de hacerlo?

Irene Crespo nos ofrece en su blog del Diario Vasco “Uno más en la familia”, una serie de útiles consejos sobre cómo transportarlos debidamente. ¡Esperamos que os ayuden tanto como a nosotros!

1.- Si el trayecto es en el coche, hay que tener en cuenta que los perros deben de ir en el maletero en el caso de monovolúmenes y similares y que, además, no tenga acceso a los asientos traseros del coche mediante dispositivos homologados como barras, mallas etc. Los perros que vayan sentados en el asiento trasero, deben ir sujetos por arneses o correas homologados que se acoplan al enganche del cinturón de seguridad  para que no tengan acceso al conductor.

2.- En el caso de gatos y demás animales que vayan en un trasportín, el sitio más seguro para ellos y para los ocupantes del vehículo es detrás del asiento del conductor o copiloto, preferentemente, y en el suelo.

3.- Hay que tener en cuenta la duración del trayecto, temperatura, etc., para programar el viaje y que sea lo menos traumático para todos. Igual que a nosotros, los hay que los que les gusta viajar porque lo asocian a cosas positivas y los hay que no, porque es algo traumático, porque siempre que lo hacen es para ir al veterinario o porque se marean.

4.- Si nuestra mascota se marea hay varias posibilidades para tratar de evitarlo. Por un lado, tenemos comprimidos de acepromacina, que no sólo evita el vómito, sino que además se usa como ansiolítico y sedante. Para los que solamente se marean, hay comprimidos de maropitant que evitan el vómito. Se deben administrar de ½ a una hora antes de partir. Pregunta a tu veterinario por el más adecuado para tu mascota.

5.- En caso de viajes largos, hay que hacer paradas periódicas para que todos puedan estirar las piernas y poder hacer sus necesidades. Ten la precaución de llevarlo SIEMPRE atado al bajarlo del coche, ya que en una zona desconocida y con ruido nuestra mascota puede asustarse e invadir la carretera. Provéele de agua y evita darle comida (al menos no hacerlo en grandes cantidades).

6.- Protéjele del calor en días calurosos y JAMÁS lo dejes dentro del coche con las ventanillas cerradas, sobre todo si éste va a quedar al sol. No son infrecuentes los golpes de calor en esta estación del año por esta causa.

7.- Si nuestra mascota nunca ha viajado, procura que se acostumbre al coche unas semanas antes haciendo pequeños trayectos inicialmente y aumentando la distancia gradualmente.

8.- En el caso de las mascotas que viajen en tren o avión, éstas deben ir en trasportín. Es conveniente consultar con las compañías de viaje, ya que cada una tiene sus condiciones particulares en relación con el tamaño y peso admitido. En el caso del avión, si supera lo permitido, nuestra mascota deberá ir en la bodega de carga. Como se trata de una situación extraña para él, en el caso de que no esté habituado o sea especialmente nervioso, se recomienda administrarle algún sedante para que resulte una experiencia menos traumática.

Vía Uno más en la familia

Deja un comentario