De viaje a China

Escrito el 26 de Agosto de 2011 por turisticut

Todos los grandes viajeros han soñado alguna vez con viajar a China. Viajar a este  destino  merece varios meses de preparación y mucha investigación en cuanto a reservas y documentación necesaria para hacer el viaje sin contratiempos. Por otro lado, cuando se viaja “por libre” es decir, fuera de un Tour o paquete turístico, es necesario defenderse con el idioma y conseguir referencias fiables en las ciudades que se visitarán.

China es inmensa en extensión y también en cuanto a historia y cultura se refiere. Cabe destacar la Gran Muralla China y la Ciudad Prohibida, los iconos naturales como el Valle de Huanglong, el hogar de los pandas gigantes, la piedra arenisca de picos y pilares de Wulingyuan, y el brillo urbano del siglo 21 de Hong Kong y Shanghai.

Antes de ir debes saber que necesitas tener un pasaporte válido para visitar China y también es necesario un visado. Las visas son emitidas por las embajadas chinas o consulados generales de tu área. Se puede tratar en persona con la embajada o el consulado, o puedes pedirle a tu agente de viajes gestionar el proceso por tí. Es importante prever que este trámite puede demandar tiempo, dependiendo de dónde gestiones tu visado. Los visados ​​de turista o visa “L”, por lo general tienen una validez de 3 meses para efectuar el viaje y luego son válidos para una estancia de 30 días con lo cual tienes suficiente tiempo para recorrer.

Si decides viajar a China por tu cuenta, lo primero que tienes que hacer apenas llegas es conectar con la Embajada de tu país en China para recibir toda la información que pudieras necesitar durante tu estancia; esto implica medidas de seguridad o de sanidad dependiendo de la época del año en que viajes.

La Campaña Internacional por el Tíbet (www.savetibet.org) ha instado a los viajeros extranjeros de utilizar guías tibetanos del Tíbet y patrocinar las empresas de propiedad siempre que sea posible, y ha publicado una guía alternativa de viajes en línea, Paradox Lost: Cómo no ser un turista en el Tíbet.

Vía Dónde Viajar

Deja un comentario